13/1/10

Espiritú sellado


Deambula mi desterrado espíritu

Sobre el edén de direcciones contrarias.

Pretenden mis pies desnudos la ávida libertad

Que algún día anhelé dentro de mi perpleja feracidad.

Resbalan mis alas sobre el infalible viento

Y mi solitario corazón, desciende liberal en el intento.

Caen rendidos a tu gloria mil cielos de tormenta.

Surcando en ellos,

Tu alma perdida en dulce marchitar impacienta,

Emerge a mares de ambiguo despertar.

Recordando lo olvidado,

Encontrando lo perdido.

Y obstinando un mismo sueño aparador

Siendo tan dulce y tentador.

Caes en perpetua ceguedad de preciada oscuridad.

Tropiezas dentro de áridos caminos,

Dentro de vuelques estremecedores.

Los corazones se detienen

Y la puerta ya ha sido cerrada,

Eternamente sellada.

He perdido la llave, la esperanza

Y, aún mas, la razón…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un mensaje, verso o comentario aquí.