5/7/10

Solitaria mujer


Consumismo irreal
Su mirada… siempre tan amenazadora,
Sus ojos, ahora tan desalientes
Como garras entre mi vientre,
Devorándome ya entre sus dientes
Arraigándose, continúa en su petulante temblar,
Odiosa, desgarrando su espectro interno
Acentúa en escándalo su débil caminar
Esperando siempre, un fin eterno.
Tan sumiso mi delicado pensar,
¡Sus desordenados cabellos!
¿Por cuánto debió ella pasar?
Aquel su frio y muerto aliento
Heló en pena mis palabras,
Quejas y ahogos entre cada lamento.
Lejanas quedan ya las últimas sobras,
Causándole a la demacrada, tan amargo placer.
Gritos y sollozos, lágrimas y enojos
Amor mío, ¡ella nunca le fue amistad!
Hombre sin gloria, hundido en medio de sus despojos,
Perdiste en tempestad, tu única libertad.
Egos y derrotas, violencia y decadencia,
¡Calma mujer! Que destruyes toda mi dignidad…
Arrebatando mí ultimo cantar,
No me sorprende hoy encontrarte en turbia soledad…
¡Sola!
Sola como barco extraviado dentro de un mar,
Como flor marchita muriendo en oscuridad,
Como un sol sin las estrellas, como un destino sin sus huellas.
Sola como naciste, tan sola como moriste
Así como siempre, hoy lo estuviste…

2 comentarios:

  1. Muy bueno!
    sigue asi niña te quiero mucho!!! <3


    ATTE: Jesus

    ResponderEliminar
  2. Nunca dejas de sorprenderme con tus poemas pekeña (:,siempre tan penetrante con tus ideas,
    siempre será un gusto leer tus creaciones ;D.

    Atte: el facking pekeño D:!

    ResponderEliminar

Escríbeme un mensaje, verso o comentario aquí.