30/12/10

Una Obra Más



Soy culpable, soy un criminal indudable,
Lacio pincel oscuro que deshizo aquella tu obra,
Deja ya tus sentidos saborear mi paradójica maniobra,
Comienza la función y entre risas y murmureos
Las luces cámara y acción por comenzar ya están.
Sentaros todos en sus asientos
Que aquí mi historia comienza en unos momentos
Y es aquí donde nací,
Donde hasta hoy yo sobreviví,
Quien hermana yo de los cuervos, solitaria crecí
Entre nidos de amor soy quien ahora ya canta
Y perspicaces a los intrusos de las tinieblas  soy quien encanta,
Hija de los jueces, hoy entre mis canticos te estremeces,
Entre la locura yo perdí, jamás cuerda yo seguí.
¡Damas y caballeros! Crucial no es mi derrota,
Pues es aquí que la guerra nunca es devota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un mensaje, verso o comentario aquí.