30/12/10

Una Obra Más

Soy culpable, soy un criminal indudable,
Lacio pincel oscuro que deshizo aquella tu obra,
Deja ya tus sentidos saborear mi paradójica maniobra,
Comienza la función y entre risas y murmuros
Las luces cámara y acción están por comenzar.
Permanezcan sentados todos en sus asientos
Que aquí mi historia comienza en unos  pocos momentos
Qué les cuento, que es aquí donde nací, 
Donde hasta hoy sobreviví,
Quien hermana yo de los cuervos, solitaria crecí
Entre nidos de amor y odio soy quien ahora canta
Y a los intrusos de las tinieblas soy quien más encanta,
Hija de los jueces, que hoy entre mis canticos te estremeces,
Entre la locura un día me perdí y juzgada yo fui.
¡Damas y caballeros! Temporal no es mi derrota, 
Pues aquí en mi mente la guerra jamás acaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario...