25/5/11

Demonio

Osculos del infierno
cual roce venenoso de la tiniebla,
que entre la laguna
 de sus ojos negros yo me pierdo,
débil es mi voz frente al cántico maldito
 de sus demonios que de ojos tan rotos
se niegan a más lagrimas derramar.
Oh luna de plata, 
luna de cristal,
que entre las blancas estrellas
alumbras hoy mi caminar
pues yo soy forastera,
de su vida una simple pasajera
musa de los suspiros de fuego
y amante de los osculos de serpiente negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un comentario...