25/5/11

Tuya



El simple roce de tu piel contra la mía
Logra encender un oasis de fuego
Entre el desierto de mi cuerpo...
Mis inquietas manos se disuelven entre las caricias
De este nuestro viejo anochecer
Mientras que temerosos tus labios
Se funden en un beso de clamante y prófugo delirio
Saciado de implacable deseo.
Cada zumbante latido de tu alma
Tintinea hoy en el retumbar de mis oídos,
Cual suave sonar de tu voz acelerada
Entre jadeantes encuentros
Estremece mi ser ya casi por completo,
Hoy solo me resta permanecer por debajo
Pues esta noche yo ya soy toda tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un mensaje, verso o comentario aquí.