25/5/11

Tuya

El simple roce de tu piel contra la mía
logra encender en mí un oasis de fuego
que baila entre las caricias calmadas de tus manos
mientras que nuestros labios temblorosos
se funden en un beso que nos llena de completo deseo.

Cada latido que escucho salir de tu pecho
tintinea en mí como una campana
cual al sonar de tu voz acelerada
me invita a seguir probándote entre cada encuentro 
y cada jadeo que estremece hoy mi ser por completo,
haciéndome saber que soy tuya por más que sólo una noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario...