25/6/12

No es una carta



De nuevo caí en un trance de recuerdos
e historias que me gustaría que contigo hubieran sucedido,
Otra vez me quedé con la mirada perdida
Admirando delante de mí a la nada,
Simplemente pensando en casi todo
y a la vez en ninguna cosa, en nada.
Y es que hoy no se como explicartelo,
He intentado escribirtelo, pero no quiero dejar mis huellas
 Y palabras regadas en desorden sobre una hoja de papel
Que permanecerá por un gran tiempo doblada y guardada...
Yo solo quiero plasmar como a llave de oro
Lo que yo siento por tí, cerca, muy cerca de donde está tu corazón
Y dejarlo ahí hasta el final de todo.
He intentado ya tantas veces decirte tantas cosas,
Cosas que son tan difíciles de asimilar para mí,
Pero entre más dificiles lo son, más
Lejos estoy yo de hablarte de cada una de ellas.
Soy como un libro grueso y lleno de imagenes
e historias dispuestas a ser descubiertas, encontradas y recordadas por ti...
Pero soy también como una boca cerrada que se niega a hablar,
Que se niega a confesar sus más recónditos secretos
Porque no se me ocurren las palabras cuando tu frente a mí estás,
Esperando con curiosidad saber lo que por dentro me consume...
Y...
Te amo, y es tan simple decirlo, pero es tan alocado sentirlo.
Te amo y admito volverme una demente cuando de ti todo se trata,
No pienso, tan solo siento, cuando de ti todo se trata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un mensaje, verso o comentario aquí.