3/9/12

Eres tú, siempre tú

Antes de conocerte jamás pensé que alguna vez me enamoraría del color negro que vive entre tus ojos ni me imaginé que el sonido más dulce que escucharía sería el timbre de tu voz pronunciando mi nombre a tu llegada. No sabes de la tantísima adrenalina que mi cuerpo siente cada vez que mi piel se encuentra con la tuya. Yo viví tanto tiempo creyendo que estaba completa que cuando te conocí, me di cuenta de que estaba a la mitad y esa otra mitad que yo creía inexistente, estaba justo en ti. Tú completaste la pieza faltante de mi rompecabezas con sólo una mirada, con solo un beso, con sólo ser lo que hoy eres.
Nunca antes había imaginado lo bello que sería compartirle mi mundo entero a alguien como tú, y es que aún no logro descubrir qué fue lo que me enamoró de ti, pudiendo ser tantas cosas desde tu forma de mirarme, hasta tu manera de enredar tus brazos alrededor de mi cintura o esa forma tan tuya de hacerme sentir a salvo aun cuando todo se derrumba a mi alrededor. Me cuesta tanto imaginarme un universo sin ti, más ahora que mi mundo lo completaste tú. Lo único que se hoy, es que eres todo eso que amo y que entre mis noches de insomnio también deseo tener más cerca...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario...