11/9/12

Impredecible


Hay niebla esparcida sobre el camino
que nos lleva a este futuro tan incierto,
refugiándonos en absoluta incertidumbre,
cubriendo nuestros ojos de un telón negro
para prohibirnos ver lo que está por venir,
 y tú gritas en son de desesperación,
 con la mirada clavada en el cielo,
esperando a que llegue el momento de la verdad,
persiguiendo estrellas fugaces
que no te llevan a ninguna parte,
y se mueven como luces que bailan libres
pero se apagan una vez que están cansadas.
Tan sólo me resta decir que aquello que queda por venir,
será otra razón más por la cual
nuestro destino deberemos perseguir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario...