24/9/12

Sin respuesta alguna


Te vuelves tan misterioso bajo la luz de la luna, bajo el espectro de la noche. Me tienes en duda, tú me tienes bajo capricho, pero finalmente, me tienes. Tú me tienes como nadie nunca me ha tenido, pero estamos en riesgo, nuestros lazos corren entre el fuego, atraviesan con fuerza los 7 infiernos de la soledad y se atormentan con el perfume asfixiante de las tinieblas. Nuestros lazos sobreviven y danzan con las estrellas, dejándo al son de nuestra suerte lo que aún nos queda por venir. Somos fuertes, pero también somos frágiles, estamos cerca, pero a la vez tan lejos, somos dos humanos en peligro de extinción, somos hijos de la ironía, seres abrazados de nuestra propia incertidumbre, y ¿Qué sucederá...? Lo único que sé es que mi lazo atado al tuyo está.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario...