27/12/14

Por si necesitabas un par de palabras de aliento

Eres hermoso (a) cuando ríes, cuando cantas, cuando duermes, cuando sueñas. Eres hermoso (a) cuando tus ojos brillan, cuando no finges, cuando eres transparente. Eres hermoso (a) por que eres distinto (a), por que no intentas ser perfecto (a).

Y eres hermoso (a) también, por el simple hecho de ser un producto de la naturaleza, de la vida misma, porque eres arte, tú vales por lo que eres y eres hermoso (a), porque le haces bien a nuestro mundo cuando brillas, porque no eres otro desperdicio más de tiempo y espacio.

No te rindas, no te des por vencido (a), por que ten por seguro, que vales más que tus problemas, porque eres más brillante que la oscuridad que te rodea y eres más grande que cualquier cosa que trate de hundirte...

Mereces dar un paso para adelante y ninguno para atrás, mereces darte una oportunidad a ti mismo (a), de creer en ti, de quererte, pero sobre todo de ser feliz.

20/12/14

Encontré

Encontré lo que quiero, mas no lo que necesito, 
encontré otro horizonte, mas no el mío... 
Encontré otro mar, pero sin marea,
encontré otro cielo, pero sin estrellas.

Encontré lo que quise y no lo que necesito,
y se siente como darle pan al que tiene sed,
o dormir profundamente sin poder soñar... 

19/12/14

Sínico



Crispo entre las sienes de tu olvido con sabor a cerveza fría y resacas de un amor dolido. 

De tus ojos bañados en lágrimas nace mi recuerdo que te atormenta y te lleva lejos a pensar otra vez en esos días que me pedías que me fuera, esos días en que me decías que no volviera.

Te retraes entre tus noches de insomnio, de soledad y nostalgia, donde deseas que esté ahí, abrazada junto a ti, acurrucados en medio de una noche helada.

Me reemplazas con botellas de alcohol, como si la curvatura de estas pudieran reemplazar la mía, que es tan cálida y suave, sumergida en ternura.

Y me piensas, cuando yo dejo de pensarte, y me quieres cuando ya no te quiero.

Guardas en secreto y en el silencio a mi rostro fantasma, este que ves, el que tanto extrañas poder acariciar y besar. 

Intentas encontrar en labios ajenos los besos que un día te di, irradias tristeza y te envuelves en un manto de sinismo, intentando aceptar que me he ido, aun cuando en tus sueños y en tus recuerdos todavía existo.

15/12/14

Un fin



Llevo noches sin dormir, tan solo por pensarte, por escribir poemas sobre ti que a nadie más le leo y por recordar los momentos que ya no tengo.
Llevo días sin salir, sin salir de mí misma, sin liberarme, sin levantarme aún de la caída.
Extraño todo eso que fui, que sin darme cuenta un día lo perdí.
Mejor que nadie, tú sabías cuando mis sonrisas eran falsas, pero ya no estás más para poder verlas.
Extraño ver amaneceres culpándote a ti de mi insomnio y hoy intento cubrir el vacío de tu ausencia con otros cuerpos pero no haces más que impregnarte en mis recuerdos.
Intento huír pero el tiempo es mas rápido que yo y siempre me alcanza para recordarme otra vez sobre ti y tu forma tan ridícula de hacerme caer...
Desearía poder arrancarme  el corazón del pecho para poder dormir y así sin más ponerle un fin a todo esto.

12/12/14

Te vas


Te vas
y me lanzas al olvido,
quemándome con tu ausencia,
recogiendo margaritas
y esparciéndolas por todo mi cuerpo.

Te vas
y tu boquita traicionera
me besa con tal desgana,
con un aire de sinismo.

Te vas
y me dejas sin más remedio que olvidarte.
Te vas sin mirar atrás,
rasgándome el alma,
lavando mi corazón en pena.

Te vas,
y desapareces sin más,
sin la certeza de cuánto te quise
o cuanto te querré...

Te vas y me dejas atrás,
como parte de una historia,
la cual sé que nunca contarás.

Te vas....
Y para detenerte
yo ya no puedo hacer más.

9/12/14

Fantasma

Nunca te enteraste de todas las veces en las que yo me moría por un beso tuyo, por una caricia o un "buenos días, mi amor" mientras que el reflejo de tu cuerpo suave y desnudo se desvanecía poco a poco entre las sábanas; Yo deseaba ver de nuevo en ti una mirada sincera entre tus ojitos pardos y soñolientos.
Me induciste tanto a ti, que hasta tus pesares los hacia míos también. Ingenua, tan cegada por la luz de un amor falso que brillaba cual resplandor de un sol mañanero, me creí hasta los mas simples besos.
Derramaste mentiras y promesas minimalistas sobre mi, cual agua turbia que corre por los ríos del infierno.
Y hoy, al despertar sobre mi cama vacía, me encuentro con tu triste fantasma, quien me invita a creer que aun estas aquí cuando no es más así.
Desearía dejar ya de inmortalizar tu recuerdo y quemarte de una vez bajo la fogata incesante del  pasado. Quisiera reemplazar las heridas por besos sinceros, quisiera olvidarme ya de todo tu cuerpo.
No eres mas que brisa de viento, que viene y se detiene tan sólo para robarme el aliento.
Vete, y ahorrame los malos ratos que paso por recordar todos los buenos tiempos.
Tu fantasma tan cruel, araña mi piel y con el frío de su tacto me envuelve en un manto de hielo del cual aun no logro escapar.
Vete, tan sólo vete y llevate contigo a tu fantasma y lo que queda de mí en él, pero ya no regreses jamás. Tan solo huye, como bien sabías hacerlo...

7/12/14

Querida Olaya




Mi Olaya,
Te confieso que no te olvido
aún y cuando sé que estás lejos.
Tú partiste a los cielos
antes de siquiera pronunciar
un último adiós en mi nombre.

Y te extraño, por que se que cuando algunos me dejaron,
tú te habrías quedado.
Te extraño, porque, como sabes, te he necesitado
y tu ausencia no ha hecho más que clavarse fuerte en mi piel.

Quisiera que me guardaras un lugar a tu lado, 
para que cuando sea mi momento,
al fin pueda estar junto a ti...

Quisiera poder leerte cada carta 
 y cada poema que nunca te pude dar.
Me encantaría poder verte, aunque sea una vez más...

Cáncer, máldito cáncer, te llevó tan lejos.

Me habría gustado tenerte durante cada guerra de mi vida,
Qué me sostuvieras entre tus brazos
como lo hacías cuando no era más que una niña
y escuchar tu dulce voz tan añejada por los años,
calmándome, arrullándome...

Y cada vez que miro a la luna, te recuerdo,
porque sé que estás ahí, mirándome, cuidándome.

Inmaculo tu recuerdo bajo la luz de las estrellas,
esperando que si existen otros planos, aún me sientas.

Te he soñado tantas veces como te he recordado,
que durante mis años de vida, no ha sido muy poco.

Guardo tu foto y la aprecio con nostalgia,
Te quiero y en el pecho aquí siempre te llevo

Mi querida Olaya, por siempre permanecerás en mi.
















"Cada vez que me extrañes mira a la luna, 

porque yo también la estaré mirando
y de algún modo, podremos estar más cerca".

3/12/14

Amor es sinónimo de depredador.

Tantas almas desfloradas que dicen estar enamoradas, que gustan de un mutuo complemento de egos, de un consentimiento banal que nace del uno por el otro.
Tantos ciegos e ilusos creyendo ver la desnudez pura del amor en su mas grande y divino resplandor, cuando lo que ven es tan sólo una mala replica de este, disfrazado de tiernas palabras, de besos bañados de nada más que curiosidad superficial por el otro.
Tantos mentirosos repartiendo "un te amo" por cada tonto que se lo cree.
No tienen idea, de lo que el amor, tan bello como una rosa pero feroz como un león, es capaz de hacer.
El mundo colapsa en medio de un mar de seres que juran saborear las mieles dulces e infames del amor, cuando lo que prueban, es la mentira más divina que se reproduce cual cáncer en nuestra sociedad.
En conjunto somos pocos los afortunados e infortunados de conocer este maravilloso pero también atormentador sentimiento. El amor... Nuestro dulce pero tan cruel depredador, al que le lloramos o sonreímos ante su gran perversidad, del que muchos hablan  y tan pocos conocemos.
En honor a tu ausencia,
declaro en el olvido a todos nuestros recuerdos
que como un vaivén de nostalgia
Me acompañan en medio del silencio.

No revivo los momentos
pues no estarás más en ellos,
ni beso las prosas a blanco y negro
que de tus labios jamás nacieron.

Me quedo con el amargo adiós
que me invita a ya no volver,
ni a suplicar más por los fantasmas
De lo que un día creíamos que eramos.

9/11/14

Ninfa


Mirando entre el vacío de sus ojos
pude apreciar la tristeza
y el dolor tan grande que ella carga dentro,
que como un árbol viejo a punto de morir,
aun se aferra a la vida.

 Sus raíces hoy duermen enterradas bajo tierra
 y sus ramas miran siempre hacia arriba,
Como queriendo alcanzar el cielo,
Como queriendo tocar el sol.

De sus ojos se derraman los ríos de sal,
que como vagos laberintos,
recorren lento sus mejillas.

Al tocar el dorso de su mano fría
pude sentir el dolor que yace en sus recuerdos,
que como cien inviernos le helaron el corazón,
apuñalando lo que aun le quedaba de vida.

Ella está perdida,
es una ninfa rodeada de flores promiscuas
que ya han sido tocadas por tantas abejas.
Ella es la pureza que de este mundo apenas queda...

Su piel bañada en pecas, su cabello ámbar
y sus ojos, tan verdes como un ciprés,
me invitan a regalarle una eterna poesía.

Musa mía, ninfa que se despierta cada noche
en medio de un mar de lágrimas
por un mal sueño envuelto en agonía.
Ninfa que nace de entre la niebla 
de mi tabaco a medio morir
y se desvanece colgando de mis más lúgubres deseos.

Yo la veo llorar cuando el vacío que nace de entre sus pechos
crece profundo y doloroso hasta su vientre.
Ella llora, grita con fuerza y desesperación
y cuando por fin termina, me regala una falsa sonrisa,
invitándome a creer que ya nada está mal
Y aunque ella le mienta a la vida,
yo sé que en realidad no está tan vacía,
pero seré yo quien le devuelva la vida
pues la plasmare eterna ahí donde nace mi más bella poesía.


27/10/14

Horas Azules

Colma de besos mis sienes
e invítame a despertar contigo los deseos impronunciados
 que hoy duermen tranquilos bajo la piel.

 Acompañame al filo de esta noche
 a cazar estrellas y mirar la luna menguante nacer 
   Y hagamos del tiempo nuestras horas azules.

Sostengamos las miradas y tomémonos de la mano, 
recorramos los caminos inexplorados
 y dejemos en ellos nuestra huella imborrable.

Me incitas a corromperme
 y a desdibujar la ropa que cubre tu piel de terciopelo. 
Me provocas a besarte en esos rincones
que tanto te enloquecen
 y a despojarte de todo aliento.

Quiero arrancarte el deseo.
tejer rasguños en tu espalda,
bañarnos en un mar de lujuría
y hacernos simplemente nuestros.


23/10/14

En cuanto a tu pregunta




...En cuanto a tu pregunta;

 Lo que hoy duerme
 en la cuna de mi mente cansada
 no es más que un sueño triste
 y un puñado de lúgubres pensamientos
 que se pasean entre mis recuerdos, 
con sus largos vestidos negros
y sus rostros pintados de Catrina.

...Y antes de que tus tiernos labios pronuncien nada, 
te encontrarás danzando con la desnudez de mis miedos, 
enredados aquí y allá, 
temerosa de que vayas mas allá de lo que soy
 Y renuncies a esta loca poeta sin más razón.

 Te pido que tus ojos cierres
e imagines que somos un mismo lienzo,
tan sólo dos siluetas
que se dibujan con el lápiz negro,
como el de aquella noche sin estrellas 
que alguna vez hicimos nuestra,
donde descubrí que entre tus besos,
 nacen mis mejores versos.

Y si tú gustas,
te invito a atravesar el enredo de mi alma,
mas no toques nada que en desorden te encuentres
pues podrías quedar atrapado adentro
y oh, querido mío,
 hace tiempo que perdí la llave de mi cordura.
...

Y en cuanto a tu pregunta...
En nada pienso, y todo lo siento...

18/10/14

Enseñame



Enséñame a sentir, enséñame a vivir, 
a ser un poco más como tú... Enséñame a soñar...
Qué te miro, y de tus ojos nace tanta ternura,
una realidad que ni siquiera me siento capaz de tocar...
 Y enséñame...
Enséñame a ser feliz a tu lado,
 a besar sin desear despertar.
Enséñame a tocar tu alma,
 que mis manos hoy están sucias
y tanto temen a contagiarte de mí.

 Enséñame a ser más humana,
 a sentir tu corazón latir junto al mío, 
a sostener las miradas sin titubear...
Enséñame a amar, a querer una vez más.

 Quisiera sentir mi cuerpo vibrar
con cada caricia que me das, con cada beso, 
quiero sentir que mis pies se elevan mientras camino
por pensarte de tantas formas inesperadas... 
Quiero sentir el calor que emanas cuando respiras 
y que tus palabras bañadas en dulzura me provoquen escalofríos...
 Enséñame, que quisiera poder volver a sentir una vez más...

Polillas

Tu belleza comienza a apolillarse de tristeza, 
de desamor y soledad.
 Tus labios se deshacen ya con el roce
 y el vaivén del aire que respiras...
 Se te astillan los recuerdos y te lastiman,
 incrustándose fuerte en el corazón
como gusanos hambrientos 
sobre un cadáver que aun está fresco...
 No te das cuenta, pero tus sentimientos amargos 
hoy te envejecen en el alma, y te roban la vida...

"Señorita soledad"



Ya no te necesito, tú ya no me haces falta. 
Ya no te extraño cuando a mi lado no estás por las mañanas. 
Ya no añoro el calor de tu cuerpo junto al mío,
 ni nuestras tardes de verano cogidos de la mano. 
Ya no requiero de los besos de tu boca traicionera
 ni de acogerme entre el enredar de tus brazos morenos. 
Ya no te quiero, ya no te recuerdo, 
ya no te veo con el loco desdén de ayer.
 Te volviste venenoso entre cada uno de mis recuerdos
Y no hiciste otra cosa que volverte uno más de ellos.
Y sabes...?
 Ya no te necesito cuando la señorita soledad me invade, 
ahora le invito una taza de té por las tardes
 o a dormir en mis noches de frío, bajo las sabanas, bien abrazadas y sin ti.

"Ladrón"



Me robaste. Si, tú me robaste mi concepto de un amor perfecto, de un amor real y sincero. Me robaste los "para siempre" y los transformaste en una bonita mentira. Me robaste el aire, y me quitaste mis ganas de entregarme entera una vez más. Me robaste la valentía, ya que hoy temo vivir lo mismo de nuevo, de encontrar a alguien que termine siendo como tú. Hurtaste mis ganas de ir en serio por la vida, de formar castillos en el aire en compañía... Me robaste esa confianza, mi concepto de amor eterno, ahora es sólo amor fugaz, pasajero, un simple complemento de egos, un simple "me gustas hoy, mañana no lo sé"... Me robaste mis más dulces pensamientos y los envenenaste, preñando mi mente de temor y desasosiego... Te miro y me encuentro con un mal recuerdo, un amargo ayer lleno de lamentos... Te miro y me doy cuenta de que me robaste. Si, tú me robaste los capítulos que necesitaba y que hoy todavía me faltan, arrancaste de mi libro las páginas de lo que hoy yo sería, y que contigo o sin ti, me siento asaltada de preguntas y tristes ayeres... Qué de tenerlo todo llegas tú y me lo robas entero. Quema mis páginas, quema nuestro ayer, róbamelo todo menos mis ganas de NO volverte a ver. Me robaste las ganas de quererte, de creer necesitarte, me robaste las razones de querer verte o escucharte, me dejaste sin nada, nada que dar, sin nada que sentir. Róbame tus recuerdos, róbame los porqués, mas no me robes mis ganas de querer a nadie otra vez.

"Soledad en compañía (Sarah)"


Bajo mi locura tú naciste y en el hueco de mi soledad te plasmé, eres mi sordo reflejo y aunque no existes yo te veo, y aunque no vives yo te siento.
Eres como el claro de la luna, como la mancha que cae sobre el espejo. 
Y tú me acompañas cada día, escondiéndote apenas la luz se ausenta pues la oscuridad de la noche te atormenta.
Y te siento... Yo te siento y sé que estás aquí, como una sombra que va detrás de mí, que me consuela y abraza con ternura mi amarga tristeza cuando estos ojos se agujeran y de ellos surgen las enormes goteras. 
Eres a mi imagen y semejanza, lienzo virgen que decidió pintarse sólo, al que no me arriesgo a mostrar ante cualquier par de ojos, al que protejo como el más celoso artista, tú mi más grande obra, fruto y creación de mi enredosa mente, por la que un día me llamaron nada más que una demente.

Amor de mentira

Fuiste un sueño caprichoso cual al fuego de la noche nunca pude cumplir, tú atravesaste mi piel con tus besos, abriendo las heridas, deshaciendo los silencios con el eco de tu voz vacía y me dejaste con los veranos nublados, con la mitad de mi vida quedándose atrás, en algún cajón arrumbado, lejos allá donde no la puedo alcanzar. 
Y te sigo escribiendo, pensando en ti y te sueño, sin poder cambiar lo que fue y lo que no ha sido.
Dejamos las sonrisas sinceras guardadas en algún rincón, como recuerdos que se han descompuesto, haciéndose tarde y arrastrandome a una tristeza endulzada por nuestros tiernos ayeres y de tu piel morena pintada a quemaropa de un frío "ya te olvide".

6/10/14

Impulsos (demonios)

Quisiera tener más voluntad
y un poco de fuerza para no ceder,
pues no me resisto y siempre fallo en el intento
cuando las caricias que me brindan sus labios
se vuelven tornados sobre mi piel
y me lanzan a un abismo lleno de lujuría
del que cada beso me hunde más profundo.

Quisiera evadir todos los impulsos 
que nacen de mí con furia y me desgarran la razón,
pues me pierdo entre ese mar de sensaciones
que dejan en blanco mi mente
cuando el calor de su mirada me obliga a caer,
lento, pero con tanta fuerza.

Y aún con las heridas que me dejó aquella causa perdida,
hoy me ciego, convirtiéndolo todo
 en simples cicatrices del ayer,
cuales quiero borrar al entibiarse la noche
cuando nuestros cuerpos desnudos jueguen y se toquen.

Y no se si esto me lleve a un final o a un principio quizá,
Pero quiero dejar mi pasado en algún cajón olvidado
para que con el pasar del tiempo
termine siendo tan sólo un murmuro de lo que fue.

Y de él enamorarme, oh, vaya que quiero...
Pero más deseo sanar todas las heridas.
Quiero curar el dolor que a sollozos me grita,
que repare ya mi alma rota.

Esta alma dañada que hoy no puede dar nada,
 hasta al menos haberse curado.
Esta alma no puede ceder al vacío una vez más,
no puedo permitirme caer
y por eso debo entrar en cuarentena,
para olvidar y después volver a recordar,
pero ya sin ningún lamento...

Mi alma atormentada decide ponerse a dormir,
encerrándose en un ataúd para no mirar la luz,
requiere de la oscuridad para poder apreciar de nuevo otro amanecer,
requiere de morir tan solo para lograr renacer...

Besa mis cicatrices, sopla en mis heridas, róbame el dolor
y no me mires, que no quieres verme caer,
mas acompáñame esta noche a dormir, que no puedo soñar sin ti...

Entre lamentos y arrepentimientos
encierro en jaulas mis impulsos,
los duermo y luego me voy...
Todo para que después ellos vuelvan a despertar.

Soy fuego, soy una hoguera que no se puede detener...
Apágame, vamos, silénciame, hazme caer,
antes de que mis impulsos decidan devorarnos a los dos de una vez...

Eres aire y yo soy fuego, tú enciendes mi locura con tan solo verte,
y yo que tan sólo deseo dormir,
por algún tiempo solo quiero dejar de existir...
Pero tú me incitas a levantarme para luego volver a caer...

Y ¿No lo ves? mis impulsos han ganado otra vez.

27/9/14

Sueño


Hoy me dedico a leer los mapas 
y los trazos de tu cuerpo, 
a escribirte un poema 
e invitarte un café o un beso quizá... 

Te regalo una docena de miradas perdidas, 
sin que siquiera tú lo notes 
y me deslizo sobre el tacto cálido 
de tu piel con mis manos enredosas
qué te sugieren a gritos que las tomes 
o me envuelvas ya entre tus brazos... 

Y te soñé, hace tiempo atrás, 
creyendo que no existías, 
que jamás te encontraría. 
Tú, que sin querer en mi camino te cruzaste; 
te seguí el paso a diestra y siniestra 
esperando a verte pronto en el mundo real
y atravesamos portales 
entre lo oscuro del deseo 
y la creencia de la fantasía, 
haciéndome ver que estás aquí 
y con el roce de tus caricias 
encendiste en mí un oasis de luz 
que hace tiempo se extinguió. 

... Me gustaría mirar más allá de tus ojos 
y escuchar más allá de tus silencios, 
resguardarme en la cuna de tus pensamientos; 
descubrir qué es lo que sientes, 
y apreciar la desnudez de tu alma 
una tras otra vez,
hoy y durante los días 
que aún están por venir.

21/9/14

Deseos huecos

Tuve un sueño del cual desperté aún con la sensación de haber probado los labios de un hombre de ojos vacíos, un hombre sin expresión del que alguna vez tuve curiosidad de probar... Y le besé el cuerpo como también los recuerdos, y miré a través de las cuencas de sus ojos tan sólo para caer en cuenta de que miraba a través de un par de agujeros negros, rotos y muertos, pero tan llenos de lujuria y deseo al mismo tiempo, que sin darme cuenta, pronto me arrebataron el aire, y yo me perdí mientras él hundía su boca en la mía, comenzando a desnudarme, rasgando mi ropa con desesperación...
Sus manos se deslizaron hasta mis pechos y él los endulzó con besos mientras su respiración se colmaba poco a poco de ansias por hacerlo todo conmigo para luego no recordar nada...
Pude verle el alma desnuda, el cuerpo entero cubierto de calor y esos ojos que no me mostraban nada más que vacío... Tan solo huecos con un profundo deseo de sentir una vez más...
Su respiración se hizo larga y pesada entre cada jadeo que me paralizaba, fue como ser consumido por el otro sexo en medio de un fuego que nos unía cuerpo a cuerpo indefinidamente...
El hombre de la mirada vacía me hizo suya momentáneamente, olvidándome de su tristeza, de su soledad y la mía, tan sólo eramos dos cuerpos enredados consumiéndose hasta dejar sólo las cenizas debajo de las botellas de alcohol de la noche anterior, lo que me recuerda que nada de esto fue un sueño, tan sólo una realidad que omitimos al pasar a un día siguiente sin el otro...

19/9/14

Anestesia (continuación de "En tu Ausencia")

Conozco cada lunar y cada cicatriz que adornan todo tu cuerpo y creo que aún hasta puedo reconocer tu dulce perfume estando mezclado entre tantos otros...
Tú te robaste mi calma y me acostumbraste a tu inquieta esencia, a tu voz y tu piel de miel bañada en lunares y pecas... Encendiste en mí una llama que sin más se extinguió el día que te marchaste, dejándome con sólo los restos de los recuerdos y estos sentimientos amargos que hoy me hunden como en un barco roto... Me grabé en la memoria tus ojos y esa mirada tan especial que sólo a mí solías dedicar.. Y... Cuando te fuiste me quebré, olvidándome de quién era o de lo que alguna vez fui y aún hoy me encuentro armando un nuevo "yo" con las piezas de un rompecabezas incompleto. Tengo una nueva cicatriz en el alma que me reclama los "porqués" cada vez que me encuentro con tu ausencia.
 Me enamoré de un ser indeciso, de un ser que con sus defectos más grandes era tan perfecto para mí... Me enamoré de un libro en blanco, de uno más entre otros... Y te hice especial aunque no lo eras y mis labios, mis pensamientos y mis ratos te pertenecieron tan sólo a ti, pero pronto te vi volar, yo te vi alejarte y buscar desesperadamente otros horizontes, dejándome fuera de ti, de tus alas que un día me abrazaron con tanto amor que creía era tan real... Creé castillos en el aire pensando que tal vez un día en ellos estaríamos juntos, tuve sueños a futuro de los cuales éramos sólo tú y yo y pinté caminos en los que contigo deseaba algún día recorrer y sin embargo hoy nada de ello queda, pues todo se desvaneció como niebla en medio de un océano lleno de tristeza... Y Si pudiera regresar el tiempo, todo sería tan distinto, talvez no habría fantaseado tanto con tan poco...
En tu ausencia, ahogo el dolor y la pena con alcohol, dándole a mi soledad un amargo sabor a tequila añejo, y en tu ausencia escucho los lamentos del pasado que irrumpen en mi mente cada vez que me encuentro con tiempos muertos... Y sin embargo, el alcohol ya no es suficiente para sofocar los fragmentos de mi dolor, pues mis pensamientos te siguen a donde quiera que tú vas... Esperando que me sientas cada vez que te pienso, esperando que tan sólo me recuerdes una vez más, pero es inútil tratar de recuperar todo lo perdido, es como pedirle al ciego que mire el cielo... Y... Duele tanto tu ausencia, me dueles todavía en medio de mis tardes y mis noches, que me convierto tan sólo en una triste poeta que añora tener lo que ya no está más...
Añoro lo que fuiste, todo lo que fuimos... Añoro los días en que más feliz me hiciste, que con sólo un beso me llenabas de calma, pero hoy es tarde, tan tarde para remediar nada, para recuperarlo todo... No sé ni siquiera describir con exactitud todo lo que siento, pues ya no te tengo...  
Dime cómo anesteciar el dolor que con tu partida me dejaste, dime cómo quitarme el sabor amargo de lo que alguna vez solíamos llamar amor nuestro... Y Sin embargo hoy ya no te amo, pero me quedo con el viejo recuerdo que me atormenta y me dice a gritos que no estás, que te fuiste aun desde antes de que yo te viera partir, llevándote contigo todo lo que alguna vez pude llegar a amar.

16/9/14

Mi error

No puedo más con el recuerdo, es que tú con un desdén que aún no logro entender no hiciste más que arrojarme al fuego, dejándome atrás, hecha cenizas, deambulando en un capítulo que solía ser nuestro y que hoy ya sólo es mío, y no sabes lo que me encantaría poder ser un poco más como tú y dejar atrás de una vez este terrible pasado para no llevarlo conmigo adonde quiera que voy. No puedo entender lo que nos pasó, el daño está hecho y mi mente aún no logra asimilar el dolor, ya que desde tu partida me convertí en prisionera de todo lo que siento...
Te di más de lo que a cualquier otro hombre le pude dar, te di un pedazo de mí y de mi vida, los cuales arrojaste a lo más profundo del mar y hoy sé que ya nunca podré recuperar.
Tú acabaste conmigo, me rompiste y aún así te preguntas porque cambié...
Es todo tan injusto, ¿Cómo es que luego de dártelo todo, tú sólo te fuiste sin mirar atrás? Y talvez mi error fue darte demasiado y esperar lo mismo a cambio cuando jamás sería igual, mas ya nada importa, pues te vi desvanecerte entre cada año que pasaba a tu lado y vi como te morías un poco cada día hasta que te convertiste en nada más que un fantasma de lo que solías ser. Me enamoré de un simple extraño que ya no existe, que ya no volverá jamás.
¿No ves que fuiste tú quien acabó con todo? Pasamos de serlo todo a ya no ser nada...
Y ¿Todavía te acuerdas de todas las veces que me prometiste que jamás harías nada para lastimarme? Hoy no son más que promesas vacías, simples palabras dichas al viento y olvidadas...

Aún hoy me pregunto por qué te habré querido tanto, porque después de todo, jamás había caído tan bajo como lo hice contigo... Me arrastré al abismo junto a ti y caí, perdiéndome a mí y perdiéndote a ti... Mi error fue caer junto a ti, mi error fue darte mas de lo que te debía dar...


14/9/14

Nada más

Probando otros cuerpos me di cuenta 
de que contigo ya no era hacer el amor,
contigo sólo era sexo, y nada más.

10/9/14

Un tanto invisible

Te miro con la fiel certeza de que probablemente sea esta la última vez que lo haga pues tus ojos no giran hacia mí aunque a mi lado te veo pasar. Eres un extraño que va de aquí a allá, dejándome en claro que para ti soy un tanto invisible... Y estás ahí, mezclando tu Coca-Cola con ese whiskey barato, sentado en uno de los bancos del bar, bebiendo y sonriendo, sin saber que desde lejos yo te escribo y que soy tan obvia cuando te miro porque mis ojos hacia ti sin querer siempre giran, y yo me pierdo entre las espirales que nacen del humo de tu cigarro. ¿Cómo es esto posible? que te miro, te desconozco y así sin más me quiero esconder, a pesar de que para ti soy tan discreta o quizá tan sólo soy un tanto invisible...

8/9/14

Me haces mal

Me haces mal, porque no te tengo, porque tu boca ya no es mía, porque tus brazos ya no me envuelven durante mis noches de insomnio o en estos días de lluvia que jamás cesan.
Y me haces mal, porque esta vez te diste por vencido y volaste, más no sin antes dejarme con los recuerdos envenenados.

Me haces mal porque un día te tuve, o creí tenerte, me haces mal porque te amé más de lo que podía,
perdí el control y dejé que todo aquello que me hacías sentir me pusiera una venda sobre los ojos...
Me haces mal porque un día lo fuímos todo y hoy que somos nada me encuentro con sólo los recuerdos de un pasado que me prometía la eternidad.
Y me haces mal, porque un día, de pronto dejamos de ser lo que alguna vez fuimos, tan sólo nos convertimos en un par de extraños que solían conocerse tan bien...

Me dediqué a soñar con todo lo que pude tener a tu lado y aun después del daño, hoy no me arrepiento, porque alguna vez fui feliz a tu lado, y aunque ahora me duela, lejos de ti todo me sabe mucho mejor.
Debes saber, que de pronto ya no eramos el uno para el otro cuando las noches de besos y caricias se convirtieron en simples noches de dormir sin el otro y los días se transformaron en una punzante monotonía.
...Que te quize tanto no lo niego, que habría dado mi vida por ti, tampoco. Tú lo fuiste todo para mí pero hoy... Hoy ya no eres nada, tan sólo un simple recuerdo, alguien a quien yo solía conocer muy bien y que hoy ya no se ni quién es, ya no sé lo que se encuentra bajo la mascara que siempre llevas puesta.
Me han dicho que estás loco, que eres un idiota, que no vales la pena, y los días me pasan tan lento cuando te pienso, pero ya nada de esto importa, porque me haces mal, tanto mal que tan sólo recordarte me quema y desear un nosotros otra vez, me deshace... Ya no quiero recordar todo nuestro ayer, porque me duele, me deshace y no quiero permitirme extrañarte ni una noche más, no quiero desear  escuchar de nuevo tu voz o siquiera pensar en volver a tenerte a mi lado.
Te fuíste dejándolo todo inconcluso, ahorrándote las explicaciones, abriendo heridas donde solía haber nada más que caricias. 
No quiero que vuelvas, aunque me muera de ganas, no quiero que regreses, porque ya no quiero quererte. Ojalá que encuentres en alguien más lo que yo no te pude dar, ojalá que yo no te haga falta, que no me extrañes y que me convierta en tan sólo el fantasma de lo que tuviste durante algunos años, pero no vuelvas, porque tú me haces mal, tanto, pero tanto mal.

6/9/14

Besos sabor nicotina

¿Recuerdas los besos con sabor a nicotina? 
Con ese dulce sabor enviciante, 
que transformaba nuestros labios
 en pequeñas hogueras humeantes,
 en simples besos de tabaco
 con el añejo sentimiento de siempre, 
que nos prometía que lo nuestro duraría tan sólo lo mismo
que lo que dura un cigarrillo encendido, 
que se consume poco a poco hasta no quedar nada... 
Esta vez no te dedico mi última bocanada, 
hoy te dedico un último adiós
que se desvanece con el paso de los días, 
con el helar del tiempo estrellado bajo las manecillas del reloj... 
Ya no te dedico mis lágrimas ni mis pensamientos, 
Hoy te dedico mis mejores deseos y mis últimos anhelos.
Ya no habrán mas besos de nicotina, 
Ya no habrá otro adiós, porque este para mi es el único,
el primero y también lo será el último...

27/8/14

El adiós

No te deseo el infierno porque alguna vez te desee el paraíso, no te deseo dolor, porque alguna vez me causaste felicidad. Es tan irónico, como después de todo, aún sigo escribiendo para ti.
Te perdí porque así lo quisiste, te perdí porque tú me olvidaste. El amor duele cuando se termina, cuando ya nada es mutuo... Te amé tanto que me dolía, por ti vivía y desvivía cada momento. Ambos fallamos en la batalla, nos perdimos el uno al otro y a nosotros mismos. Hoy te extraño tanto, extraño la persona que fuiste, la persona que me enamoró apenas haciendo nada, apenas con una mirada... ¿Te acuerdas? Jamás creí que esto se terminaría, ¿Cómo es que después de todo yo te seguí queriendo...? Y tú... Tú me olvidaste tan pronto. Me olvidaste como si yo fuera apenas una lágrima derramada en medio del mar... Y ya no estoy enamorada de quien hoy eres, pues tú te encargaste de desaparecer todas y cada una de las cualidades que un día me enamoraron. Alguna vez fuimos el uno para el otro, pero ya no más... 
Es tan lamentable perder un amor que juraba fuego eterno, es que ya ni siquiera me salen las lágrimas pues ya te lloré días y noches de sueño, te encargaste de dejar una gran cicatriz en mi alma, una herida tan profunda que apenas me siento viva. Te amé tanto que me doliste hasta los huesos, me doliste hasta el último beso, el último adiós. Despierto cada día sintiendo que fue mi culpa el haberte perdido, que fue mi culpa el haberte desenamorado aunque no fuera así y me quedo con las tontas preguntas que vagan por mi cabeza, ¿Podrá alguien de nuevo amarme sin querer cambiarme? ¿Seré otra vez perfecta ante los ojos de alguien más? Siento que mi alma se deshace, que cada día se muere un poco, pero tengo que seguir, mi camino aún está inconcluso... Te dejo mis mejores deseos, aunque ya no me ames ni un poquito, te dejo con los recuerdos y el anhelo del ayer, te dejo solo, pues hoy ya te quedas sin mí.

25/8/14

Poema melancólico

Un cigarrillo por cada día de tu ausencia,
 una rosa roja por cada dulce ilusión deshecha,
De mis ojos derramé océanos
 que al final se convirtieron en simples goteras.
 Aún te lloro, pero ya no con lágrimas,
 hoy te lloro con el alma, con el corazón…
 Te fuíste sin mas remedio ni razón,
y ¿Qué más me queda?
Te dedico el último cigarrillo de la noche,
 que se extingue bajo el claro resplandor de la luna 
y te escribo este poema melancólico
en el que hablo de ti una vez más…

21/7/14

Orgasmo

Entre besos y suspiros ahogas mis gritos convirtiéndolos en tan sólo débiles gemidos, me haces tuya entre cada vaivén que nace del roce de nuestra piel y de cada orgasmo que me roba el aliento. Entre jadeos, rasguños y besos te hato a mí, haciéndonos uno mismo... Beso tu piel cálida y húmeda con ternura, acaricio tu cuello y lo muerdo levemente mientras mi boca se desliza hacia abajo lentamente, recorriendo cada tramo de tu cuerpo, saboreando tu desesperación por llegar a ese punto que tanto te enloquece... Explosión de placer, oasis de orgasmos y mente en blanco... Y después, un último susurro con sabor a un "te amo".


19/6/14

Escúchame

Sé que me extrañas, que aún piensas en mí y que recuerdas todos los momentos que juntos vivimos, hasta el más insignificante de ellos. Sé que hablas de mí, que aún conservas todo lo que te di, y que tienes buenos y malos ratos aún estando sin mí, pero lo que no sabes que yo también te extraño y aún hoy siento la necesidad de hacerte saber todo lo que nunca pude decirte.
Me bastó con sólo verte partir y quedarme con un montón de palabras rotas atoradas en la garganta, rabiando por no poder hacerlas llegar a ti, hasta tus necios oídos.
Todos cometemos errores y los míos admito que derramaron hasta la última gota del vaso contigo, más no sabía de todo eso que hacía mal, tan sólo hasta el final, pues fue cuando por fin pudiste decirme cómo te sentías...
Sé que ya es muy tarde para mencionarlo, pero de haber sabido antes de todo lo que tú sentías, las cosas habrían sido tan distintas y el vaso jamás se habría derramado.
Juntos perdimos, pues pasamos de darle reparo a todas las grietas hechas a dejar que todo se desplomara por el suelo sin más.
Desde la cima regresamos al inicio de esta montaña, dejando caer por el suelo todo lo bueno que juntos pasamos y lo que me duele es que también se te olvidó lo bueno que un día yo hice por ti y tan sólo decidiste quedarte con lo malo, y te quiero decir que lo lamento y mucho, pero no estás más aquí para saberlo...

Jamás quise darte a entender lo que nunca fue, aunque a decir verdad, mis amistades casi siempre son pasajeras; (y yo que creí que esta vez sería tan distinto). Admito que me equivoqué y que te lastimé, pero ¿A caso tú no te equivocaste alguna vez? Hay errores que merecen ser enmendados y quisiera poder hacerlo ahora con los míos... Tan sólo escúchame, que más que un simple amigo, tú siempre fuiste el mejor de todos y tanto quisiera poder recuperarte.

29/5/14

Soy un nuevo pez

Durante mucho tiempo he vivido dentro de una pecera en la cual siempre he conocido al mismo tipo de peces, quienes nadando vienen juntos hacia a mí, como en un cardúmen y me encuentro rodeada de todos ellos, tan diferentes a los que hay allá afuera pero tan iguales entre sí, haciéndome sentir que quizá yo soy la única especial entre todos ellos, y la verdad es que estoy cansada de los mismos peces, quiero una pecera nueva ¿Un mundo nuevo, quizá? 

Tengo tanto tiempo sin conocer a nadie diferente y sin saber mucho de los que en mi vida ya estaban, pero pese a esto, soy feliz pues siempre he sido alguien independiente, un pez más bien solitario. Incluso creo que he llegado a disfrutar más de mi soledad que de la compañía en algunas ocasiones, más he tomado una decisión y es que quiero introducirme al mar, vivir otra vida, en otros horizontes, quizá incluso conocer otros peces, en otro ambiente, que quiero dejar atrás a esta vieja pecera.

Sé que esto es lo que hoy necesito pues le diría adiós a los viejos sentimientos, a los  recuerdos tan aburridos y a todos los peces camuflados. Hoy soy un nuevo pez, un nuevo ser y sé que ya no pertenezco a la misma pecera, pues la he roto, ya que en ella no me puedo contener más.
Es curioso como muchos reaccionan ante el cambio, sé que algunos no estarán de acuerdo con ello, pero esto ya no se trata de ellos, se trata de mí, realmente no hay nada ahora que me impida cambiar o irme de aquí. 

Traté una y otra vez de crear mi propio círculo de peces, de amigos, pero me cuesta cultivar amistades más bien profundas o peces que me sigan, que vayan conmigo a contracorriente. No soy un líder... Pero, no me siento triste, porque de hecho, creo que dejar mi vieja pecera me ayudará a encontrar nuevas experiencias, quizá incluso, a otros peces que al igual que yo, están hartos de vivir en la misma pecera.

25/2/14

Alguien

Me gustaria ser especial, me gustaría ser alguien más.
Me gustaría tener la suerte y la fortuna de algunos
y recibir una sonrisa entre cada rostro nuevo que conozco.
Desearía ser diferente, otra persona quizá.
Quisiera ser "alguien" y no "uno más entre otros".
Quisiera tener más buenos amigos que enemigos...
Me gustaría contagiar de felicidad a todos los que me rodean,

Quisiera ser especial, quisiera ser "alguien"...
No soy nadie interesante, a decir verdad,
pero no soy como los demás. A veces quisiera serlo.
Quisiera no sentirme sola, quisiera creer que no lo estoy.

Estoy en un punto intermedio
entre lo que soy y lo que deseo ser
Y siempre vivo con este miedo que me hace sentir
que quizá no soy suficiente, que quiero ser perfecta
y no lo soy pero tampoco lo seré...

Quisiera quererme un poquito más,
olvidarme de lo que me hace sufrir
y poder enmendar mis errores más grandes.

No soy más que un simple agujero descosido
que gusta de pensar que aún tiene arreglo...

Quisiera conservar la cordura, 
incluso si pierdo la paciencia...
Quisiera que me quisieran,
que pensaran en mí como lo hago yo en otros,
me gustaría ser el centro de atención
en los pensamientos de alguien,
robar suspiros y latidos apresurados...
Quisiera ser el mundo entero para una persona...
Simplemente, quisiera ser "alguien"...