27/8/14

El adiós

No te deseo el infierno porque alguna vez te desee el paraíso, no te deseo dolor, porque alguna vez me causaste felicidad. Es tan irónico, como después de todo, aún sigo escribiendo para ti, por ti.
Te perdí porque quisiste, te perdí porque me olvidaste. El amor duele cuando se termina, cuando ya no corresponde de dos almas enamoradas, sino de una... Te amé tanto que me dolía, por ti vivía y desvivía cada momento. Ambos fallamos en la batalla, nos perdimos el uno al otro y a nosotros mismos. Te extraño tanto, extraño la persona que fuiste, la persona que me enamoró apenas haciendo nada, apenas con una mirada... Te acuerdas? Jamás creí que esto se terminaría, como es que luego de cada guerra y victoria yo te seguí queriendo...? Y tu... Tu me olvidaste. Me olvidaste como si yo fuera apenas una lagrima derramada en medio del mar... Ya no estoy enamorada de quien hoy eres, tu te encargaste de desvanecer todas y cada una de tus cualidades que un día me enamoraron. Alguna vez fuimos el uno para el otro, pero ya no más... Es tan lamentable perder un amor que juraba fuego eterno, ya ni siquiera me salen lagrimas, ya te lloré mis días y mis noches de sueño, te encargaste de dejar una gran cicatriz en mi alma, una herida tan profunda que apenas me siento viva. Te amé tanto que me doliste hasta los huesos, me doliste hasta el último beso, el último adiós. Despierto cada día sintiendo que fue mi culpa el haberte perdido, que fue mi culpa el haberte desenamorado... Podrá alguien de nuevo amarme sin querer cambiarme? Seré otra vez perfecta ante los ojos de alguien mas? Siento que mi alma se desangra, que cada día se muere un poco, pero tengo que seguir, mi camino está inconcluso... Te dejo mis mejores deseos, aunque ya no me ames ni un poquito, te dejo con los recuerdos y el anhelo del ayer, te dejo solo, pues hoy ya te quedas sin mí.

25/8/14

Un Cigarro



Un cigarro por cada día de tu ausencia,
 una rosa marchita por cada dulce ilusión muerta.
De mis ojos derramé oceanos
 que al final se convirtieron en simples goteras.
 Te lloro, pero ya no con lágrimas,
 hoy te lloro con el alma, con el corazón…
 Te fuíste sin mas remedio ni razón, ¿que más me queda?
Hoy te dedico el último cigarro de la noche,
 que se extingue bajo el claro resplandor de la luna 
y te dedico un poema melancólico que habla de ti una vez más…

15/8/14

Ayuda



Se que he estado llenando los espacios vacíos de cada línea de mi cuaderno tan solo con palabras nostálgicas y dolorosas, pero debo admitir que últimamente me he sentido perdida, como si no pudiera reconocerme a mí misma...
Todos tenemos reglas dentro de nosotros mismos, de cosas que creemos que debemos hacer o evitar, y bueno, yo he roto esas reglas, y aunque no quiero ser auto castigada, francamente siento que he vuelto difícil el hecho de disculparme a mí misma.
He cometido error tras error, y ciertamente no soy perfecta y vaya, es muy doloroso que te encaren tu realidad, tus tropezones, tus defectos y errores...
Tengo tantas cosas que dejar atrás, pero simplemente me cuesta tanto, son cosas graves a decir verdad, que a pocas personas les he dicho...
Quiero que mi vida de nuevo sea adecuada para mí, quiero aceptarme de nuevo, cambiar, adaptarme...
Por culpa de mis estúpidos traumas he perdido ya una gran parte de todo lo poco que me importa.
Me siento patética, débil... Quiero enmendar cada una de las cosas que rompí, que lastimé... Estoy harta de depender de malditos antidepresivos que en realidad no sirven de mucho pues todo está en mi mente, y debo cambiar, debo hacerlo, tengo que hacerlo.
Prometo rellenar estos espacios vacíos con escritos mejores, con mas alegrías que tristezas, pero por ahora, quiero encontrarme conmigo misma, solucionar mis errores, reparar mis defectos. Si pudiera describir el estado de mi alma en estos momentos, simplemente sería como un robot atorado por un corto circuito, o una rosa que corre riesgo de marchitarse.
No quiero que la ansiedad, la tensión me carcoman, no quiero enloquecer.... Me siento culpable, no se siquiera si merezca ser perdonada alguna vez, quiero perdonarme y que me perdonen...



7/8/14

Vacío

¿Alguna vez te has sentido vacío sin razón alguna? digamos que, yo vivo de esta forma desde hace tanto tiempo, que ya ni siquiera recuerdo cuando fue la primera vez que comencé a sentirme así, sin embargo no me impide ser feliz, mientras no esté sola...
Cuando me encuentro conmigo misma, ese vacío crece a pasos agigantados, como si se tratase de alguna necesidad que no logro evadir en mi propia soledad.
Alguna vez pensé que la falta de un gran amor sería la causa de este enorme vacío, pero ese amor que buscaba ha permanecido conmigo durante años y no consigo forma de sentirme completa, ni siquiera estando en sociedad. No se si soy feliz a medias o si solo estoy incompleta, a la mitad. Él es mi otra mitad, pero, ciertamente no es la razón de mi vacío, por lo tanto no logra repararlo del todo.

Siento que hay algo que me falta, algo que posiblemente hace mucho tiempo se perdió, o quizá simplemente se rompió.
Creo que vivo día a día intentando buscar pieza por pieza aquello que dentro de mí estalló, pero algunas piezas ya no vuelven jamás...

No es que esté baja de moral, es que simplemente estoy baja de energías mentales, ya me he cansado de pensar y darle vueltas a este maldito vacío existencial... 

Me han dicho que la ausencia de una familia pudiera ser la causa de este hueco, pero jamás he experimentado la sensación de tener una, por lo tanto no puedo saber como se siente su ausencia...
Me han dicho que tal vez necesito amigos nuevos... Pero ya tengo suficientes.
Otros dicen que simplemente necesito hacer cosas nuevas... Como si no las hiciera realmente..
Creo que la única forma de encontrar aquello que llene este vacío que llevo dentro, está en mí, pero aún no logro hacerlo.
Aún así, hoy camino sin una parte de mí, como si la hubiera olvidado en algún lugar de esta enorme ciudad... Y ¿Donde la habré dejado? ¿en algún mal recuerdo, quizá?

Odio esta sensación, es como sentir una presión sobre el pecho, como sentirte enfermo sin estarlo...

Una vez alguien me dijo que se sentía vacío, y mi respuesta fue simplemente que yo era quien en realidad lo estaba. Quiero llenar ese vacío sintiendome útil, especial, única, productiva...

Maldita  sociedad rompe almas, quiebra craneos, lava-cerebros... ¿Cuántos más estarán vacíos como yo...? La verdad: Me aterra saber la respuesta.


1/8/14

Padres

Ha pasado otra vez. Ella se volvió loca, reaccionó según sus impulsos, según su enojo…
Golpeó objetos, pateó puertas, maldijo. Mi madre es una mujer enferma, y quisiera decir que físicamente, más sin embargo no es así.
Tiene un gran desorden, y no solo en su casa o en su vida, sino en su mente… Yo tengo la fortuna de no haber heredado su crítica cordura… Ya comienzo a sentir lástima por ella, aunque se que no debería. Ya no siento afecto hacia ella, no después de todo lo que me hizo, lo mantengo en simples recuerdos que me gustaría poder borrar.
Su locura comenzó a eclosionar antes de que yo siquiera existiera, llevándola a cometer error tras error… Puedo decir que sus armas letales son sus palabras y su fuerza física. Lamentablemente me hizo más daño con sus duras palabras.
Ella jamás ha sido una madre o una mujer común. Ella es diferente, pero no en el sentido positivo, es todo lo contrario…
Tiene problemas de histeria, es explosiva hasta en el mínimo contacto y sobre todo, no mantiene orden en su propio hogar, por ello no puedo esperar orden en su propia cabeza…
Es triste despertar cada día y darte cuenta de que no solo tu madre, sino tu padre están enfermos y que cada año que pasa las cosas son peores. A veces tengo miedo de recibir una llamada alertando el suicidio de mi padre o alguna estupidez de mi madre.

Por mucho tiempo mantuve personal este tema, aparentando tener padres normales, pero ya no puedo más, ya he colmado mi paciencia. Ellos siempre están del lado defensivo, incluso si no pretendo atacarlos. Mis padres están cansados de su propia locura, de su vida, pero sobre todo de mí.
Están cansados de que yo sea su hija, de que les pida atención. Ellos no escuchan… Al terminar el día olvidan lo que les platico, incluso a veces que pido permiso para salir, ellos lo olvidan y según dicen “se preocupan”. No están juntos.
No quiero mencionar más de lo que ellos hacen en particular, pero si quiero aclarar que nadie está obligado a amar a sus padres tan solo porque son familia, no se puede amar a dos seres que desde tu más tierna infancia se han ocupado (mas no preocupado) en hacerte daño, en hundirte…
 Ellos son supresivos y la única forma para que ellos no me lastimen es dejando a un lado el cariño. No porque yo quiera, sino porque no puedo forzarme a amar al sufrimiento, a ellos.
Tal vez algunos no lo entiendan, o no quieran hacerlo, pero de lo que hablo es una realidad que a mi desgracia tuve que soportar por tanto tiempo y aunque puedo ser inmune a ellos de vez en cuando, la verdad a veces me canso y me siento lastimada, mucho. Pero ellos no lo saben, y creo que jamás lo sabrán. No poseen la suficiente cordura que un ser humano requiere para poder analizar ciertas cosas.

Si de algo estoy segura es de que esta no es la vida que yo me merezco. Y quiero gritar al mundo que a pesar del dolor que cargo desde la infancia, estoy feliz de no ser como ellos.
Ella me llevó a un psiquiatra, insistente de que mi padre (y no ella) es el único enfermo, por lo cual yo podría (según ella creyó) heredar cualquier anomalía. Salí limpia… Excepto por mi depresión, es mi única enfermedad, la cual trato cada día de sobre llevar. He de admitir que estoy mejor que hace un año, sin embargo aún tengo camino por recorrer para recuperarme, y creo saber la fuente de mi depresión y son ellos, mis padres, mi familia.
Una de las cosas mas horribles que un ser humano puede sentir es desear con ansias tener una familia y darse cuenta de que la suya está enferma, por lo que no actuarán como tal…
Creo firmemente en que aquel día en que deje el nido para volar, iniciaré mi propia familia y les daré todo aquello que a mí no me dieron, y no me refiero a lo material. Evitaré cada mala costumbre de mis padres y cada error que ellos conmigo cometieron.
No seré alcohólica o drogadicta, tampoco descuidaré de ellos, daré lo mejor de mí y sobre todo, cuidaré de mí. De mi cordura.