27/9/14

Sueño


Hoy me dedico a leer los mapas 
y los trazos de tu cuerpo, 
a escribirte un poema 
e invitarte un café o un beso quizá... 

Te regalo una docena de miradas perdidas, 
sin que siquiera tú lo notes 
y me deslizo sobre el tacto cálido 
de tu piel con mis manos enredosas
qué te sugieren a gritos que las tomes 
o me envuelvas ya entre tus brazos... 

Y te soñé, hace tiempo atrás, 
creyendo que no existías, 
que jamás te encontraría. 
Tú, que sin querer en mi camino te cruzaste; 
te seguí el paso a diestra y siniestra 
esperando a verte pronto en el mundo real
y atravesamos portales 
entre lo oscuro del deseo 
y la creencia de la fantasía, 
haciéndome ver que estás aquí 
y con el roce de tus caricias 
encendiste en mí un oasis de luz 
que hace tiempo se extinguió. 

... Me gustaría mirar más allá de tus ojos 
y escuchar más allá de tus silencios, 
resguardarme en la cuna de tus pensamientos; 
descubrir qué es lo que sientes, 
y apreciar la desnudez de tu alma 
una tras otra vez,
hoy y durante los días 
que aún están por venir.

21/9/14

Deseos huecos

Tuve un sueño del cual desperté aún con la sensación de haber probado los labios de un hombre de ojos vacíos, un hombre sin expresión del que alguna vez tuve curiosidad de probar... Y le besé el cuerpo como también los recuerdos, y miré a través de las cuencas de sus ojos tan sólo para caer en cuenta de que miraba a través de un par de agujeros negros, rotos y muertos, pero tan llenos de lujuria y deseo al mismo tiempo, que sin darme cuenta, pronto me arrebataron el aire, y yo me perdí mientras él hundía su boca en la mía, comenzando a desnudarme, rasgando mi ropa con desesperación...
Sus manos se deslizaron hasta mis pechos y él los endulzó con besos mientras su respiración se colmaba poco a poco de ansias por hacerlo todo conmigo para luego no recordar nada...
Pude verle el alma desnuda, el cuerpo entero cubierto de calor y esos ojos que no me mostraban nada más que vacío... Tan solo huecos con un profundo deseo de sentir una vez más...
Su respiración se hizo larga y pesada entre cada jadeo que me paralizaba, fue como ser consumido por el otro sexo en medio de un fuego que nos unía cuerpo a cuerpo indefinidamente...
El hombre de la mirada vacía me hizo suya momentáneamente, olvidándome de su tristeza, de su soledad y la mía, tan sólo eramos dos cuerpos enredados consumiéndose hasta dejar sólo las cenizas debajo de las botellas de alcohol de la noche anterior, lo que me recuerda que nada de esto fue un sueño, tan sólo una realidad que omitimos al pasar a un día siguiente sin el otro...

19/9/14

Anestesia (continuación de "En tu Ausencia")

Conozco cada lunar y cada cicatriz que adornan todo tu cuerpo y creo que aún hasta puedo reconocer tu dulce perfume estando mezclado entre tantos otros...
Tú te robaste mi calma y me acostumbraste a tu inquieta esencia, a tu voz y tu piel de miel bañada en lunares y pecas... Encendiste en mí una llama que sin más se extinguió el día que te marchaste, dejándome con sólo los restos de los recuerdos y estos sentimientos amargos que hoy me hunden como en un barco roto... Me grabé en la memoria tus ojos y esa mirada tan especial que sólo a mí solías dedicar.. Y... Cuando te fuiste me quebré, olvidándome de quién era o de lo que alguna vez fui y aún hoy me encuentro armando un nuevo "yo" con las piezas de un rompecabezas incompleto. Tengo una nueva cicatriz en el alma que me reclama los "porqués" cada vez que me encuentro con tu ausencia.
 Me enamoré de un ser indeciso, de un ser que con sus defectos más grandes era tan perfecto para mí... Me enamoré de un libro en blanco, de uno más entre otros... Y te hice especial aunque no lo eras y mis labios, mis pensamientos y mis ratos te pertenecieron tan sólo a ti, pero pronto te vi volar, yo te vi alejarte y buscar desesperadamente otros horizontes, dejándome fuera de ti, de tus alas que un día me abrazaron con tanto amor que creía era tan real... Creé castillos en el aire pensando que tal vez un día en ellos estaríamos juntos, tuve sueños a futuro de los cuales éramos sólo tú y yo y pinté caminos en los que contigo deseaba algún día recorrer y sin embargo hoy nada de ello queda, pues todo se desvaneció como niebla en medio de un océano lleno de tristeza... Y Si pudiera regresar el tiempo, todo sería tan distinto, talvez no habría fantaseado tanto con tan poco...
En tu ausencia, ahogo el dolor y la pena con alcohol, dándole a mi soledad un amargo sabor a tequila añejo, y en tu ausencia escucho los lamentos del pasado que irrumpen en mi mente cada vez que me encuentro con tiempos muertos... Y sin embargo, el alcohol ya no es suficiente para sofocar los fragmentos de mi dolor, pues mis pensamientos te siguen a donde quiera que tú vas... Esperando que me sientas cada vez que te pienso, esperando que tan sólo me recuerdes una vez más, pero es inútil tratar de recuperar todo lo perdido, es como pedirle al ciego que mire el cielo... Y... Duele tanto tu ausencia, me dueles todavía en medio de mis tardes y mis noches, que me convierto tan sólo en una triste poeta que añora tener lo que ya no está más...
Añoro lo que fuiste, todo lo que fuimos... Añoro los días en que más feliz me hiciste, que con sólo un beso me llenabas de calma, pero hoy es tarde, tan tarde para remediar nada, para recuperarlo todo... No sé ni siquiera describir con exactitud todo lo que siento, pues ya no te tengo...  
Dime cómo anesteciar el dolor que con tu partida me dejaste, dime cómo quitarme el sabor amargo de lo que alguna vez solíamos llamar amor nuestro... Y Sin embargo hoy ya no te amo, pero me quedo con el viejo recuerdo que me atormenta y me dice a gritos que no estás, que te fuiste aun desde antes de que yo te viera partir, llevándote contigo todo lo que alguna vez pude llegar a amar.

16/9/14

Mi error

No puedo más con el recuerdo, es que tú con un desdén que aún no logro entender no hiciste más que arrojarme al fuego, dejándome atrás, hecha cenizas, deambulando en un capítulo que solía ser nuestro y que hoy ya sólo es mío, y no sabes lo que me encantaría poder ser un poco más como tú y dejar atrás de una vez este terrible pasado para no llevarlo conmigo adonde quiera que voy. No puedo entender lo que nos pasó, el daño está hecho y mi mente aún no logra asimilar el dolor, ya que desde tu partida me convertí en prisionera de todo lo que siento...
Te di más de lo que a cualquier otro hombre le pude dar, te di un pedazo de mí y de mi vida, los cuales arrojaste a lo más profundo del mar y hoy sé que ya nunca podré recuperar.
Tú acabaste conmigo, me rompiste y aún así te preguntas porque cambié...
Es todo tan injusto, ¿Cómo es que luego de dártelo todo, tú sólo te fuiste sin mirar atrás? Y talvez mi error fue darte demasiado y esperar lo mismo a cambio cuando jamás sería igual, mas ya nada importa, pues te vi desvanecerte entre cada año que pasaba a tu lado y vi como te morías un poco cada día hasta que te convertiste en nada más que un fantasma de lo que solías ser. Me enamoré de un simple extraño que ya no existe, que ya no volverá jamás.
¿No ves que fuiste tú quien acabó con todo? Pasamos de serlo todo a ya no ser nada...
Y ¿Todavía te acuerdas de todas las veces que me prometiste que jamás harías nada para lastimarme? Hoy no son más que promesas vacías, simples palabras dichas al viento y olvidadas...

Aún hoy me pregunto por qué te habré querido tanto, porque después de todo, jamás había caído tan bajo como lo hice contigo... Me arrastré al abismo junto a ti y caí, perdiéndome a mí y perdiéndote a ti... Mi error fue caer junto a ti, mi error fue darte mas de lo que te debía dar...


14/9/14

Nada más

Probando otros cuerpos me di cuenta 
de que contigo ya no era hacer el amor,
contigo sólo era sexo, y nada más.

10/9/14

Un tanto invisible

Te miro con la fiel certeza de que probablemente sea esta la última vez que lo haga pues tus ojos no giran hacia mí aunque a mi lado te veo pasar. Eres un extraño que va de aquí a allá, dejándome en claro que para ti soy un tanto invisible... Y estás ahí, mezclando tu Coca-Cola con ese whiskey barato, sentado en uno de los bancos del bar, bebiendo y sonriendo, sin saber que desde lejos yo te escribo y que soy tan obvia cuando te miro porque mis ojos hacia ti sin querer siempre giran, y yo me pierdo entre las espirales que nacen del humo de tu cigarro. ¿Cómo es esto posible? que te miro, te desconozco y así sin más me quiero esconder, a pesar de que para ti soy tan discreta o quizá tan sólo soy un tanto invisible...

8/9/14

Me haces mal

Me haces mal, porque no te tengo, porque tu boca ya no es mía, porque tus brazos ya no me envuelven durante mis noches de insomnio o en estos días de lluvia que jamás cesan.
Y me haces mal, porque esta vez te diste por vencido y volaste, más no sin antes dejarme con los recuerdos envenenados.

Me haces mal porque un día te tuve, o creí tenerte, me haces mal porque te amé más de lo que podía,
perdí el control y dejé que todo aquello que me hacías sentir me pusiera una venda sobre los ojos...
Me haces mal porque un día lo fuímos todo y hoy que somos nada me encuentro con sólo los recuerdos de un pasado que me prometía la eternidad.
Y me haces mal, porque un día, de pronto dejamos de ser lo que alguna vez fuimos, tan sólo nos convertimos en un par de extraños que solían conocerse tan bien...

Me dediqué a soñar con todo lo que pude tener a tu lado y aun después del daño, hoy no me arrepiento, porque alguna vez fui feliz a tu lado, y aunque ahora me duela, lejos de ti todo me sabe mucho mejor.
Debes saber, que de pronto ya no eramos el uno para el otro cuando las noches de besos y caricias se convirtieron en simples noches de dormir sin el otro y los días se transformaron en una punzante monotonía.
...Que te quize tanto no lo niego, que habría dado mi vida por ti, tampoco. Tú lo fuiste todo para mí pero hoy... Hoy ya no eres nada, tan sólo un simple recuerdo, alguien a quien yo solía conocer muy bien y que hoy ya no se ni quién es, ya no sé lo que se encuentra bajo la mascara que siempre llevas puesta.
Me han dicho que estás loco, que eres un idiota, que no vales la pena, y los días me pasan tan lento cuando te pienso, pero ya nada de esto importa, porque me haces mal, tanto mal que tan sólo recordarte me quema y desear un nosotros otra vez, me deshace... Ya no quiero recordar todo nuestro ayer, porque me duele, me deshace y no quiero permitirme extrañarte ni una noche más, no quiero desear  escuchar de nuevo tu voz o siquiera pensar en volver a tenerte a mi lado.
Te fuíste dejándolo todo inconcluso, ahorrándote las explicaciones, abriendo heridas donde solía haber nada más que caricias. 
No quiero que vuelvas, aunque me muera de ganas, no quiero que regreses, porque ya no quiero quererte. Ojalá que encuentres en alguien más lo que yo no te pude dar, ojalá que yo no te haga falta, que no me extrañes y que me convierta en tan sólo el fantasma de lo que tuviste durante algunos años, pero no vuelvas, porque tú me haces mal, tanto, pero tanto mal.

6/9/14

Besos sabor nicotina

¿Recuerdas los besos con sabor a nicotina? 
Con ese dulce sabor enviciante, 
que transformaba nuestros labios
 en pequeñas hogueras humeantes,
 en simples besos de tabaco
 con el añejo sentimiento de siempre, 
que nos prometía que lo nuestro duraría tan sólo lo mismo
que lo que dura un cigarrillo encendido, 
que se consume poco a poco hasta no quedar nada... 
Esta vez no te dedico mi última bocanada, 
hoy te dedico un último adiós
que se desvanece con el paso de los días, 
con el helar del tiempo estrellado bajo las manecillas del reloj... 
Ya no te dedico mis lágrimas ni mis pensamientos, 
Hoy te dedico mis mejores deseos y mis últimos anhelos.
Ya no habrán mas besos de nicotina, 
Ya no habrá otro adiós, porque este para mi es el único,
el primero y también lo será el último...