18/10/14

Desastre



Soy un desastre, bajo un coma existencial, 
soy solo un éxtasis perpetuo de sueños, 
de sentimientos dormidos o en estado vegetal. 
No siento, no veo, no escucho. 
Soy un maniquí que con el helar 
de cada invierno se congeló, irremediablemente. 
Soy un conjunto de desordenes varios, 
no sigo caminos, no obedezco señales, no pertenezco a nadie. 
Tengo el Corazón sin latidos, la mente en blanco,
 y los sentimientos adormecidos.
 Bienvenido a mi coma existencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un mensaje, verso o comentario aquí.