25/8/14

Un Cigarro



Un cigarro por cada día de tu ausencia,
 una rosa marchita por cada dulce ilusión muerta.
De mis ojos derramé oceanos
 que al final se convirtieron en simples goteras.
 Te lloro, pero ya no con lágrimas,
 hoy te lloro con el alma, con el corazón…
 Te fuíste sin mas remedio ni razón, ¿que más me queda?
Hoy te dedico el último cigarro de la noche,
 que se extingue bajo el claro resplandor de la luna 
y te dedico un poema melancólico que habla de ti una vez más…