6/9/14

En tu ausencia

Labios heridos, labios inflamados, besos no correspondidos, enamorada de tan solo un reflejo de lo que ayer fuíste, de lo que ya no eres. Mis labios extrañaran el sabor de un beso bien correspondido, que involucre sueños y deseos, sentimientos entrelazados... Mis labios duelen tu ausencia, tu desamor. Me quedé sola amandote, extrañando quien eras y detestando quien hoy te convertiste. Me dueles, porque no te entiendo, me dueles porque me confundes, me dueles cuando finges, cuando mientes, pero mas me duele saber que ya no me mereces, que ya no eres digno de lo que alguna vez te di, mis besos ya no corresponden con tu desamor, hoy la vida ya no es nuestra, sino mia, tan solo mía. Me quemo entre un infierno que me promete soledad y desasociego, me consumo entre las cenizas de lo que alguna vez fuimos... Fuimos, pero hoy ya no somos... Y tal vez, ya nunca lo seremos.

Besos sabor nicotina

¿Recuerdas los besos con sabor a nicotina? 
Con ese dulce deleite enviciante, 
que transformaba a nuestros labios
 en hogueras humeantes,
 en simples besos de tabaco
 con el añejo sentimiento de siempre, 
que nos prometía que lo nuestro duraría tan solo igual 
que la vida de un cigarrillo encendido, 
que se consume poco a poco hasta no quedar nada... 
Esta vez no te dedico mi última bocanada, 
hoy te dedico un amargo adiós
que se desvanece con el paso de los días, 
con el helar del tiempo estrellado bajo las manecillas del reloj... 
Ya no te dedico mis lagrimas ni mis pensamientos, 
Hoy te dedico mis mejores deseos y mis últimos anhelos.
Ya no habrán mas besos de nicotina, 
Ya no habrá otro adiós, porque este para mi es el único,
el primero y también lo será el último...