9/12/14

Fantasma

Nunca te enteraste de todas las veces en las que yo me moría por un beso tuyo, por una caricia o un "buenos días, mi amor" mientras que el reflejo de tu cuerpo suave y desnudo se desvanecía poco a poco entre las sábanas; Yo deseaba ver de nuevo en ti una mirada sincera entre tus ojitos pardos y soñolientos.
Me induciste tanto a ti, que hasta tus pesares los hacia míos también. Ingenua, tan cegada por la luz de un amor falso que brillaba cual resplandor de un sol mañanero, me creí hasta los mas simples besos.
Derramaste mentiras y promesas minimalistas sobre mi, cual agua turbia que corre por los ríos del infierno.
Y hoy, al despertar sobre mi cama vacía, me encuentro con tu triste fantasma, quien me invita a creer que aun estas aquí cuando no es más así.
Desearía dejar ya de inmortalizar tu recuerdo y quemarte de una vez bajo la fogata incesante del  pasado. Quisiera reemplazar las heridas por besos sinceros, quisiera olvidarme ya de todo tu cuerpo.
No eres mas que brisa de viento, que viene y se detiene tan sólo para robarme el aliento.
Vete, y ahorrame los malos ratos que paso por recordar todos los buenos tiempos.
Tu fantasma tan cruel, araña mi piel y con el frío de su tacto me envuelve en un manto de hielo del cual aun no logro escapar.
Vete, tan sólo vete y llevate contigo a tu fantasma y lo que queda de mí en él, pero ya no regreses jamás. Tan solo huye, como bien sabías hacerlo...