22/11/15

Dolor

Tengo un agujero en el corazón por dónde se me cuela el viento; Tengo un vacío infame que me duele hasta los huesos y más en épocas cómo estas de invierno, épocas tan duras de sobrellevar cuando uno se queda con un gran hueco adentro.
El tiempo corre a su favor, helando con esto el corazón, enfriando las memorias y doblandolas en una turbia nostalgia, de esa que llena el vacío, convirtiéndolo en más vacíos infinitos, en tragaluces que duelen, que se clavan y crecen dentro como flores  marchitas o envenenadas...
A eso yo le llamo dolor. Del más cruel, puro e insensato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un comentario...