1/11/15

Paradoja de amor



¿Recuerdas esos tiempos en los que temías que el día en que por fin te amara jamás llegara?
Aquellos tiempos en los que en el fondo me dolía que tu mirada de pronto se apagara con sólo expresarme ese miedo sobre un amor que podría no ser correspondido.

Y sin embargo, hoy y contrario a lo tanto miedo le tenías, eres, fuiste y mientras esto siga andando, serás el primero en saber que hoy te amo a mi manera, con una fuerza, con una intensidad y una profundidad en la que sólo yo podría sumergirme con un fervor que pondría en palabras poéticas para depositarlas luego con besos tiernos sobre tu piel o con miradas perdidas entre el marrón de tus ojos... Esos ojos tuyos que siempre me invitan a probarte.

... Si tú supieras que todo lo que siento por ti va más alla de lo que puedo expresar y que me siento tan débil ante la fuerza tan grande de este sentimiento que convierto en mil poemas que quisiera poder darte, sabrías entonces que existen tantas maneras de poder decirte lo que cada fibra de mi ser siente por ti pero que tristemente jamás me doy a vasto con ninguna... Y esto a su vez me hace la persona más feliz cuando estoy junto a ti. Es por eso que lo que siento, me hace entrar en la paradoja más bella que alguna vez he sentido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un comentario...