13/5/15

Debate con la muerte

Debatiendo con la muerte; Mi vida ha llegado a su fin, su último soplo ha expirado. Debatiendo con mis miedos, que por darles rienda suelta me tropecé con mis sueños para no vivirlos por ser siempre temerosa.
Debatiendo conmigo misma; ya nada importa, la muerte me llegó, no me lloren, ni me lleven flores. No visiten mi tumba, que nunca estuve ahí. Mi espíritu es libre, se ha ido, tan sólo mi cuerpo se ha quedado aquí, refundido dentro de un ataúd a tres metros bajo la tierra, compartiendo choza con tantos cadáveres más, está bien acompañado. Ya nada le duele...
Y, sobre ello, debato con el dolor; pues las lágrimas se me terminaron una vez que mi corazón se detuvo, lo dejé inconcluso, pero ¿qué más da? Si muerta estoy ya. Atraje la muerte sin querer, ¿... O será que ella me atrajo a mí?
...
Oh, temida muerte, vestida de cuervo, seduciendo con tu beso letal que me consume la vida entera. Te entrego mi cuerpo, mas no mis alas para volar siempre lejos.