27/5/15

Un todo



No eres "mi todo", porque mi todo es mi vida, mi felicidad, mis ganas, yo misma.
No eres "mi cielo" porque el cielo está allá arriba, y sin embargo eres una estrella, de esas que iluminan más mis noches.
No eres "todo lo que tengo", porque antes que a ti, me tengo a mí.
Y con esto no digo que no seas importante, porque, debes saber, tú formas parte de "todo eso que amo, valoro y me hace más amena la vida".
Eres parte de esas sonrisas matutinas que nacen al recordarte apenas me despierto. Y aunque no eres todo en lo que pienso, tú eres parte de mis pensamientos y das vueltas en mi cabeza sin darte cuenta. Y eso es más que suficiente para que sepas que te quiero.
Podría vivir sin ti, mas la diferencia es que no quiero. Porque eres una parte de 'mi todo'. De eso que quiero, de eso que más aprecio.
Y yo, no busco ser tu todo, tu pedazo de cielo ni tu única inspiración, pero si busco complementarte un poquito más. Acompañarte, ser parte de 'todo eso que amas de vivir'.
No busco que seamos "uno mismo" porque es de ti y de la libertad de ser quien tú eres de lo que me enamoré y quiero que sigas siendo tú y tan sólo tú.
No quiero ser lo que más ames, porque cuando yo falte serás tú a quien más debas amar. No digo que no me quieras; ámame con locura, quiéreme con harto cariño, pero jamás dejes que ese amor sobrepase el recordar que también mereces amarte a ti.

Te quiero, y cuando te digo que te quiero también te confieso que te amo.