19/10/15

Adoro



Adoro divagar con mis dedos sobre la tierna curvatura que se forma en tu sonrisa y en medio de un beso, sentirte, probarte, tenerte, ya sea en el día, por la noche, o durante nuestras tardes perezosas.
El olor de tu cuerpo, la sombra de tus manos, la distancia que se forma entre nuestras pupilas al encontrarse y perderse efímeramente. El placer que me provoca desnudar tu piel, tocarla y sentirla con estas manos libres, con la punta de mis dedos o mi lengua, dibujar astros entre tus lunares, rasgar tu piel, besarla y estremecerte entero.