20/10/15

Distancias cercanas

Las calles vacías, el aroma de un cigarro
 recién apagado a la lejanía. 
El olor a tierra mojada, gotas de lluvia cayendo sobre el asfalto.
Tu mano y la mía encontrándose efimeramente
 a la par de que caminamos juntos. 
Tus ojos, tu ropa y tu cabello moviéndose al compás del viento.
Tu boca sonriéndome, nuestros labios deseándose
 a través de la distancia tan cercana y a la vez tan lejana que los separa. 
Tus besos cálidos, tu piel pálida sonrojándose a la vez que me miras.
No hay nada, nada que pueda yo hacer 
cuando me atrapas entre el calor de tus brazos, 
tan sólo mis ojos cierro, deseando no despertar jamás 
si es que todo esto ha sido un sueño, 
prefiero hundirme en el y sentirte, tocarte,
 desvanecernos en un suspiro y deslizarnos al infinito,
 dónde al fin seamos sólo nuestros...