13/7/16

Pensamiento

Llegando a este punto me cuesta mucho expresar abiertamente mis pensamientos debido a que estoy consciente de lo difícil que sería para algunos lograr entenderme sin pensar que estoy un poco loca.
Lo que quiero decir es que, hoy siento que la ropa me quema, que mi cuerpo me contiene aquí más de lo que debe, que mi espíritu quiere ser libre y viajar fuera de este planeta y dejar lejos todo esto que no me pertenece. Por que todo lo que amo, jamás ha sido mío, ni él mismo, ni el cielo o las estrellas, ni la belleza de este mundo lleno de gusanos y mariposas bellas.
Difícil es tener que explicarte mis ganas de poder tenerte y retenerte a mi lado y sin embargo sé que no me perteneces, ni tú ni todo lo que llamamos nuestro. Por que todo es mortal, algún día se tiene que acabar y lo que más triste me hace es que la vida sea tan corta. Ayer corría y cortaba margaritas, reía saltando la cuerda, lloraba con mi primer libro y jugaba con mis muñecas, hoy me preparo para ser un adulto más en una rutina común con una vida común. Y yo no quiero esto, no quiero ser uno más del montón, tengo tantas ganas de vivir y tanto por hacer que me cuesta aceptar que vida sólo hay una. 
Siento que de donde yo vengo la edad no existe y el cuerpo no envejece, y sin embargo cada día soy menos joven de lo que ayer fui, pues cada día florezco más por dentro y me marchito un poco por fuera. Pero yo no quiero esto, yo quiero más vidas para vivir, para amar y ser feliz, para encontrar más aventuras y crecer en espíritu y llenar un poco más mi alma...
Estoy inconforme con mi humanidad porque vida promedio es menos de 100 años y 100 años son tan pocos para vivir...
¿Por qué no ser como los árboles que siglos viven y crecen tanto y tan bellos? Me entristece enormemente la idea de que cada cosa que aprendo, que escucho, que veo, cada persona que entra a mi vida y amo algún día se irán pues para entonces mi tiempo vital en este mundo material se habrá terminado.
Yo siempre he pensado que después de la vida no sigue en sí una muerte que le de un fin a todo, porque entonces ¿Qué caso tendría vivir si todo lo que alguna vez has hecho, sido, aprendido y recreado también tiene que hacerlo? Grandes músicos, poetas, compositores, científicos, tantos conocimientos, tantas mentes tan brillantes simplemente... ¿Muertas? Y claro, sé que unos me dirán que hay quienes dejan su legado, su huella en el mundo, pero volvemos a lo mismo pues ello se transforma en algo que fuiste e hiciste pero lo que tú eres o lo que podrías llegar a hacer o en lo que podrías convertirte si no te venciera la muerte simplemente se extinguiría contigo, simplemente ya no podrías seguir haciendo nada de lo que haces ni perfeccionar ninguna de tus habilidades o enriquecerte como ser humano o compartirle al mundo entero nada pues ya estarías muerto... Quiero pensar que lejos de estar loca, hay otro plano existencial en el que podemos continuar otro tipo de vida con nuestro mismo espíritu engrandeciéndose conforme el aprendizaje, el descubrimiento y la evolución propia y que todo lo que en esta vida no nos alcanzó a hacer, ahí sí lo haremos. Pienso que esta vida en este plano existencial no es más que una prueba, en la que definiremos si hemos aprendido lo suficiente para avanzar al siguiente plano y continuar creciendo como espíritus y llenarnos de descubrimiento, amor y conocimiento o simplemente repetir la prueba o retroceder a otros planos siempre acompañados de un debido Karma.
Yo quiero creer que vida es esto y que hay algo más allá de lo que llamamos la muerte... Pues yo no le temo a la muerte, lo que yo temo es que esta vida no me sea suficiente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escríbeme un mensaje, verso o comentario aquí.