30/8/16

Wanderlust (pensamiento)



Me encantaría salir de esta ciudad una vez más, perderme varias veces y volver encontrarme, conocer sitios nuevos, caminar descalza sobre un bosque o cerca de algún lago, sentir la lluvia, correr libre, meditar, escalar montañas, conocer diferentes carreteras, aprenderme nuevas direcciones. Me encantaría volver a viajar pronto, lejos, acampar, explorar, no importa si voy sola o acompañada, tan sólo deseo viajar, irme por algún tiempo.

23/8/16

Hoy me pregunto qué haré cuando el eco de la lluvia me recuerde a ti, a nuestras tardes abrazados bajo las cobijas, a nuestros ayeres de hacer el amor con el dulce sonido de la tormenta.
Me pregunto qué le diré a la luna cuando no me escuche cantar más sobre ti, cuando no estes a mi lado y no pueda acurrucarme entre tus brazos.
Tan sólo me pregunto, qué le diré a este necio corazón cuando dejes de ser mío, cuando las distancias nos separen y nuestros cuerpos se extrañen...
Hoy me pregunto, a quién le contaré sobre mi locura, quién será mi calma y mi cordura, si no eres tú, mi amor. Me pregunto con quién contaré las estrellas y los atardeceres, las primaveras y los inviernos calientitos sobre la cama...

10/8/16

Nunca te lo dije

Nunca te lo dije pero contigo amar es más fácil, soñar también.
Contigo las horas parecen minutos y los besos tan sólo instantes que me separan del mundo y me llevan contigo a otra realidad... La nuestra.
Tampoco te lo dije nunca pero me encanta la forma en que sonríes y la manera en que me ves cuando fingo que no me doy cuenta.
Nunca te dije que contigo anhelo más pasar las horas que con nadie, qué contigo sonrío más bonito y río más fuerte.
Nunca te lo dije pero aprendo tanto de ti día con día y me divierte tanto hacerlo...
Nunca te lo dije pero después de conocerte me di cuenta de que contigo aprendí a amar, aprendí a dar y recibir, a no tener miedo.
Tampoco te lo dije pero a veces cuando mi día acaba y algo genial me sucede, eres tú a quien quiero contárselo primero...
Nunca te lo dije, pero me conoces tanto, tan bien, que a veces me cuesta ocultar que he tenido un mal día pero sabes siempre cómo reponer pronto estos ojos tristes.
Tampoco te lo dije nunca, pero cada vez que dormimos juntos y tú me abrazas, me siento protegida, en casa... Por que bien dicen que el hogar es donde está nuestro corazón y el mío está contigo.
Te amo de tantas formas tan distintas que me es imposible ennumerarlas de una en una. Tan sólo sé que te amo de una manera tan profunda, tan extraordinaria, tan única e inigualable como a nadie he amado nunca jamás...

3/8/16

No regreses más

Por favor no regresemos más al pasado, quédate ahí, que es a donde perteneces, porque tú no estás más en mí, porque yo no estoy más en ti, y nada importa si las cosas son así.
Por favor no regreses a pedir más explicaciones, pláticas inconclusas o tazas de café que terminan por enfriarse a solas sobre la mesa de un restaurante cualquiera.
Por favor desvanecete con el viento, desaparece con la brisa y no regreses, que este corazón ama a otro, otro que ya no eres más tú.
Apartate de los recuerdos, los ayeres felices e infelices, de los sueños y las promesas no cumplidos. No importa más. Ya no importan más.  Dejemoslo todo en su lugar, donde debe estar: En el pasado. Porque tú y yo somos eso, nada más que el pasado, y que mi presente te pide ya que me dejes, o tendrás que soportar con ello el dolor de verme besar otros labios, de sostener otras manos, de amar otro corazón, y mirar otros ojos que no son más los tuyos...

Un poco de mí y el pasado

De mi pasado no me gusta mucho hablar, creo que durante bastante tiempo he vivido dentro de este, aun y teniendo bien de frente un presente diferente. De la persona que alguna vez fui tampoco me gusta mucho presumir, pero si me gusta recordarla porque entonces me doy cuenta de que hoy soy una mejor versión de lo que ayer fui.

He cometido muchos errores, como todas las personas sobre este planeta, pero muchos de estos me han hecho la persona que hoy soy, pese a que siempre estaré en constante evolución debido a que aunque la perfección no exista, yo deseo acercarme un poco a esta al momento de equilibrar todo mi ser, mis emociones, mis pensamientos y acciones en una misma sintonía, formando con ello una hermosa canción que me gustaría escuchar una y otra vez y mejorar dentro de lo posible y etapa con etapa de mi vida en cada una de sus versiones.

Yo siento que soy un alma vieja, que aprendo muchas veces a la mala, pero a fin de cuentas aprendo, que caigo pero siempre me levanto y lo vuelvo a intentar, siempre por caminos y medios diferentes...

Siento que me faltan aun tantas vidas por vivir, tantas cosas por hacer, tantas personas por amar, por que amo y siento demasiado, y me gusta poder expresarlo, no necesariamente de una manera romántica con todos los que aprecio.

Me gusta absorber lo bueno de la gente, lo malo de esto es que a veces puedo absorber también lo negativo, drenando con esto mi energía o mezclandola con la de otros, pero día con día aprendo a protegerme de las malas compañías y las vibras negativas que intentan entrar en mi ser.

Me gusta pasar tiempo a solas, conocerme más, meditar, profundizar más en mi persona y desechar todo lo malo. Lo detestable de esto es que a veces, y tan sólo a veces voy más allá de lo que debo y recuerdo de nuevo el pasado, la roca que llevo cargando sobre mi espalda y que no he conseguido aún dejar atrás del todo, aunque ya cada vez es menor el peso, haciéndome la carga y la vida más ligera. Sueño con algún día olvidar mi pasado lo suficiente como para que no me duela más, pero recordarlo lo suficiente para no perder de vista cada cosa que me hizo ser quien soy.

Me gusta la música porque en ella no existen mis problemas, porque sólo somos mi instrumento, mi voz y mis notas al son de la música, danzando, con los ojos cerrados, viviendo en un sueño en el que no necesito de ninguna droga especial para separarme de mi realidad y a la vez permanecer en ella sin rozarla demasiado.

Me gusta tocar las manos de mis seres queridos porque en ellas siento la calidez de sus emociones, de su compañía, lo bonito que es estar unidos por medio de un lazo amistoso en el que no encuentro nada más que seguridad y bienestar...

Me gusta escribir porque es ahí donde puedo plasmar todo lo que siento y transmitirlo directa o indirectamente. Me gusta porque escribo dentro de mi silencio y soledad, pues desde el interior de mi persona exteriorizo cada cosa que quiero que el mundo vea a través de mi prosa...

Me gusta mirar los amaneceres y atardeceres, sentir el sol en mi piel cuando está a punto de morir la luz del día.
Me gusta dar largas caminatas a solas o en compañía, tocar el agua con los pies descalzos, caminar bajo la lluvia.

Me gusta oler el café por las mañanas y escuchar los sonidos quietos de la noche, las tormentas y el jazz.

Me gusta besar sus labios, tocarlo, abrazarlo, sentirlo, oler su perfume, mirar sus ojos, dormir juntos.

Me gusta mirar los ojos de las personas porque debido a mi pasado, yo puedo entender tantas de sus emociones sin que me digan una sola palabra.

El pasado, el pasado, siempre vuelvo a hablar sobre el pasado...

Entiendo que el pasado puede doler, que nos puede marcar, y vaya cicatrices y heridas que llevo conmigo dentro, pero ellas me enseñan que no hay batalla que hasta ahora yo haya perdido, pero también me dicen que debo dejar de pelear contra mi propio pasado de una vez por todas o terminaré llena de heridas y hasta entonces habré perdido contra todo lo que fue, lo que ya no está y lo que no importa más...

No sé que más decir, tan sólo que esto es un poco sobre mí... Soy un ser simple con una mente complicada.