21/2/17

Te miré

Te miré a los ojos y me pregunté por primera vez si la miel que se esparce sobre tu iris sería tan dulce como lo es el probar tu boca y decir que te amo.
Te mire sin pensar en nada más que el abismo que se forma en el centro de tus pupilas, invitándome a perder la cordura por admirar toda tu figura.
Te miré y me distraje del tiempo, mi segundero interno se detuvo mientras que allá afuera, la vida y la rutina seguían danzando al compás del reloj...
Me miraste y de tus labios no salió palabra, pero de tus ojos no paraban de salir mil historias que como lágrimas rodaban por tus mejillas y yo me enredé en ellas intentando decifrarlas.
Y henos aquí, maravillados el uno con el otro como si fuesemos nuestro propio espejo, nos miramos a los ojos y nos besamos sin siquiera tocarnos.